Piensa en grande, actúa pequeño y hazlo ya

Think big, Act Small, Scale FastQuizás esta sea la frase que más repito cuando me entrevisto con mis clientes antes de abordar un proyecto TIC. Hoy voy a explicarla, veremos que tiene relación con el proceso creativo y con la mejora contínua. Sirve tanto para emprendedores como para empresas consolidadas que quieren desarrollar un proyecto tecnológico con garantías de éxito.

Antes de nada, como diría mi compañero Juan Carlos Álvarez, lo primero es hacer un lienzo del modelo de negocio, para ver si nuestra idea puede convertirse en una linea de negocio rentable. Después de saber cuál es nuestro público objetivo, nuestros recursos disponibles, cómo vamos a llegar a los potenciales clientes, … nos enfrentamos al primer paso: definir el proyecto (en nuestro caso un proyecto tecnológico) para poder hacer una previsión y una valoración. En ese momento es cuando yo salgo a escena y recito mi frase favorita: “Piensa en grande, actúa pequeño y hazlo ya”

Piensa en grande

Think bigPensar en grande es hacer una lista de todas las funcionalidades que queremos implementar, de todas las necesidades que queremos satisfacer. Esto es muy similar a las dos primeras fases del proceso creativo:

  • Fase negra : Despojarnos de lo que sabemos, decirnos a nosotros mismos: “¿y si en vez de hacerlo como siempre, lo hacemos diferente?”
    Como decía Albert Einstein : “Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Es el momento de vencer el miedo a salir de nuestra zona de confort. Hay que volver a ser adolescente, idealista, valiente, incluso temerario.
  • Fase blanca : Explorar todas las posibilidades, hablar con el equipo y hacer una tormenta de ideas, cuantas más mejor. No importa el presupuesto, no importan los límites. En esta fase todo vale. Nos decimos : “y podríamos hacer esto, y esto, y esto, … sería genial que también pudiera hacer esto …”. Es como volver a ser niño y creer que todo es posible.

Esta es la parte más divertida, volver a ser joven y niño te carga de ilusión.

Toda esta lista de posibilidades deben ser ordenadas por prioridad, tenemos que tener claro qué tiene que ir antes y qué después. Y así obtenemos una “hoja de ruta”, un norte a donde queremos dirigir nuestro proyecto. Aunque no sepamos todavía cuanto vamos a tardar, ni cuanto nos va a costar, tenemos claro a dónde queremos llegar.

Actúa pequeño

Act now“Todo largo camino empieza por un primer paso”. Otra frase popular que nos dice que los grandes proyectos se pueden dividir en fases, en hitos más pequeños que tienen sentido en sí mismos. Yo los llamo “hitos atómicos”. Es similar a la tercera fase del proceso creativo:

  • Fase roja : Hay que elegir. No podemos hacerlo todo, no tenemos recursos infinitos. De todas las posibilidades hay que decidir con cual quedarnos. Es el momento de volver a ser adulto, responsable, realista.

Lo que tenemos que hacer ahora es obtener el hito atómico más pequeño que pueda ponerse en producción y que satisfaga la necesidad más importante de nuestros potenciales clientes. Si es posible incluir algo que nos diferencie de la competencia.

Si somos un emprendedor autónomo, nos va a permitir empezar con pocos recursos económicos, sin necesidad de solicitar financiación. Si somos un directivo de una empresa consolidada podremos empezar sin necesidad de comprometer muchos recursos, sin necesitar autorizaciones de las altas instancias.

Cuando tenemos nuestro primer “hito atómico” ya podemos hacer una valoración, saber cuánto vamos a tardar y cuánto nos va a costar.

Hazlo ya, escala rápido

Do nowYa tenemos todos lo necesario para comenzar y con pocos recursos. Podemos empezar a desarrollar desde mañana mismo.

En cuanto tenemos la primera versión en funcionamiento lo más importante es medir (pocas métricas, las adecuadas al proyecto), escuchar lo que los clientes opinan, lo que los usuarios te sugieren. Esto añadirá riqueza a nuestra “hoja de ruta” y aportará datos tangibles para ver si la idea es buena. Con estos datos puedes solicitar financiación para las siguientes fases.

Y entonces volvemos a empezar, revisamos nuestro norte y otra vez pensamos en grande, decidimos qué funcionalidad clave le falta al proyecto, la más pequeña que tenga sentido, y la implementamos, sacando una segunda versión. Medimos que tal ha ido y así sucesivamente …

Proceso creativo

En el mundo de los negocios se habla mucho de la innovación. Es un elemento importante en un proyecto tecnológico. Ser innovador pasa por ser creativo. Y todos los seres humanos lo somos. Si comprendemos cómo es el proceso creativo tenemos la llave para ser innovadores.

La experiencia me ha enseñado que algunas buenas ideas son el resultado de mezclar partes de otras ideas, son fruto de relacionar conceptos que aparente no tienen nada que ver. En mi generación, y todavía es así, nos educaron con asignaturas, divisiones estancas del conocimiento. Yo creo que tenemos que aprender a mezclar, y eso aporta valor porque no mucha gente lo hace. Mezclar arte con ciencia, matemáticas con música, danza con biología, teatro con geografía, …

Siguiendo este razonamiento, he querido mezclar mi frase favorita con la descripción del proceso creativo que tuve la suerte de escuchar a Jaime Buhigas en el primer congreso de Aprendemos Todos, a continuación os dejo el enlace a la conferencia y una entrevista corta que le hicieron hace un año sobre la creatividad:

Referencias

Responder